OPERACIONES BASICAS

CILINDRADO

Se cilindra cuando se produce una superficie exterior de revolucion por desplazamiento de una herramienta (de forma particular para cilindrar), paralelamente a la linea determinada por los puntos del torno.

Cuando el desplazamiento de la herramienta es oblicuo a la linea entre puntos, la operación se denomina torneado cónico.

 

PULIDO

El pulido consiste en repasar, para perfeccionarla, una superficie cilíndrica o cónica que previamente ha sido desbastada con la ayuda de una lima de mano o utilizando una herramienta de acabar que se desplaza automáticamente, según las generatrices (línea cuyo movimiento en el espacio engendra una superficie) de la pieza.

 

REFRENTADO

Refrentar una pieza es producir una superficie exterior que sea plana por desplazamiento de una herramienta especial perpendicularmente al eje del torno. Estas superficies , formando un ángulo de 90° con las generatrices del cuerpo de revolución, determinan generalmente sus extremidades.

 

TORNEADO INTERIOR O MANDRINADO

Se mandrina en el torno cuando se produce una superficie interior de revolución mediante una herramienta de tornear interiores.

Cuando el desplazamiento de esta herramienta es oblicuo respecto al eje del torno, la operación se denomina mandrinado cónico.

 

ROSCADO

El roscado consiste en ejecutar sobre la pieza que gira un surco helicoidal, por desplazamiento de una herramienta de roscar para lealmente a las generatrices del cuerpo a trabajar.

El roscado es exterior para la ejecución de un tornillo o de un perno, e interior para la obtención de una tuerca.

 

TALADRADO

El taladrado se efectúa en el tomo de dos maneras diferentes:

a) Por penetración, en una pieza animada de movimiento de rotación, de una broca con movimiento solamente de traslación (como se muestra en la figura, en la cual puede verse que la rotación de la broca está impedida por un perro que abraza el mango de aquélla y que apoya su extremo en el carrillo porta- herramenta).

b) Por penetración de la broca, animada de un movimiento de rotación, en una pieza que solamente posee movimiento de traslación. Nota. Este segundo método de taladrar no es recomendable cuando se trata de obtener agujeros perfectamente centrados, aun cuando el acompañamiento por el contrapunto se efectúe con cuidado.